domingo, 25 de diciembre de 2011

Lectura navideña


Mirad lo que he encontrado por Internet: Los Cuentos del Marqués de Sade.

Leí hace tiempo sus obras más características pero no sabía de estos pequeños entremeses. Para los que somos aficionados a los relatos eróticos, resulta interesante comprobar como el maestro se desarrollaba en este género. Habrá que leerlos despacio y analizando.

Algo que me gusta especialmente de Sade, y no me estoy refiriendo a su genuina perversión, es el testimonio histórico de la sociedad en la que vivía. Me sirve de gran ayuda conocer detalles tan básicos como que no estaba bien visto que las mujeres pasearan solas o en compañía de su doncella por la calle. Parece que sólo las rameras tenían esa libertad. Se entiende que las mujeres nobles estuvieran encerradas en casa como muñequitas de porcelana, poner un pie fuera de casa sin la protección de un hombre era equivalente a perder la honra ante los vecinos o arriesgarse a una violación. ¿Os suena la historia? Talibán, talibán. Y estamos hablando de hace poco más de dos siglos, una menudez. Utilizar a Sade como excusa para estudiar la historia de las mujeres no sería muy lícito, jeje, era un misógino de cabeza a pies pero también un fiel reflejo de la mentalidad masculina de su tiempo.

Ya sea por curiosidad histórica o por dejarse tentar por retorcidas fantasías, merece la pena atreverse con Sade. No es tan lobo como lo pintan, era un incomprendido para sus contemporáneos pero tiene lugar en nuestro siglo. Bueno, de no ser por alguna ida de olla como en "La Filosofía en el Tocador" o "La Escuela del Libertinaje", demasiado extremo incluso para mi gusto.

PD. Si os habéis quedado con ganas de más, os paso un enlace: Pack obras Marqués de Sade

-----------------

4 comentarios:

  1. Cuando los hayas analizado bien a fondo no te guardes luego para ti los hallazgos ¿eh?

    ResponderEliminar
  2. Jaja, vale, dejaré en mis muchas tareas pendientes la de analizar con profundidad, con mucha profundidad, lectura tan recomendable ^^

    ResponderEliminar
  3. ¡Pero si lo has dicho tú!

    Para que quede claro, MI orden de prioridades es (esto parece la carta a los Reyes Magos, espero que al final no me traigan carbón):

    1. Fotos zorrita (faltaría más)
    2. Páginas Jezzabel
    3. Fotos ejecutiva asesina

    4. Sade o cualquier otra perversión que se te ocurra.

    El que se aburre es porque quiere...

    ResponderEliminar
  4. Hace tanto que no me aburro, sigh. ¿Qué es eso? No me importaría volver a sentir esa desidia aunque sólo fuera una vez. Sin nada que hacer, ni ver, ni pensar... Bueno, mejor no lo deseo, no sea que me lo concedan y acabe muy mona y pálida con las manos cruzadas sobre el pecho en un lecho de rosas. Esto de los deseos es muy peligroso, tiene tantas interpretaciones, juju.

    ResponderEliminar