viernes, 23 de marzo de 2012

The Fucking Dead (2)


De nada sirve lamentarse. Paso la noche acurrucado en el suelo abrigándome con una manta y todos los uniformes que he encontrado en la taquilla. Duermo poco, a la hora suelo poner mis sentidos en alerta y, si está todo tranquilo (los gruñidos habituales de los merodeadores), vuelvo a caer en un profundo sueño de otra hora. Así toda la noche hasta que por fin amanece y descorro parcialmente una cortina.

Siguen ahí, en la calle, enganchados a cualquier cosa con vida, anteayer vi uno con una rata. Es asqueroso. Cuando no queda nada que tirarse, se juntan entre ellos pero de forma muy breve, la carne fría les resulta desagradable. Opino lo mismo, a las muertas les falta un no-sé-qué... algo de picardía al caminar, un contoneo de cadera... y bastante maquillaje. Esa de ahí no está tan mal, parece reciente. Si me pongo doble condón y la pillo por detrás, a lo mejor no me contagia. Sería sólo un momento, acariciar sus pechos helados, meterla, descargar y corriendo para casa...

Lo malo de estos pensamientos es que van en serio. Llevo tanto tiempo solo que no razono con claridad. Debería disparar ya esa bala contra mi cerebro o encontrar el valor para huir de la ciudad y buscar gente, sobretodo alguna chica de mejillas sonrosadas y muslos tibios. Oh, Lily, tus muslos eran lo mejor, tan abundantes que no resultaba difícil perderse entre ellos y extraviar el camino. Eras capaz de dar placer con cualquier pliegue de tu cuerpo... recuerdo aquella vez con la axila. Y siempre caliente, siempre. Ahora estarás fría, caminarás arrastrando los pies buscando alguien que calme tu apetito insaciable. Tal vez me busques para vengarte... ¡No fue mi culpa! ¿Soy malo por haberte abandonado a tu suerte? Cualquiera hubiera hecho lo mismo, es el instinto de supervivencia que es fuerte aunque, entre tanto porno en vivo y en directo, últimamente es el instinto sexual el que me domina. Esto no es una ventana... ¡Es el PornoTV 24 horas!

......

2 comentarios:

  1. Al pobre la soledad le sienta mal, pronto le va a resultar sexy hasta la tubería y querra tirarsela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, no, pobre, mira que si se queda enganchado a la tubería cuando los zombies estén echando abajo la puerta...

      Eliminar