jueves, 28 de junio de 2012

El día en que dejé de ser ilegal

28 de junio ya!!!  Últimamente estoy tan sumida en mi objetivo de acabar la página de cómic (siempre hay una página de cómic pendiente sobre mi mesa de dibujo, sigh) que he perdido el mundo de vista.  Justo hoy, y gracias a un extraño mensaje en Facebook, me he enterado que España ha pasado a la final de la Eurocopa dejando a Ronaldo pasmao, jejeje.  Justo hoy también me han recordado que es, un año más, el día del Orgullo LGTB.


Es un día de celebración en España, creo que todavía no han ilegalizado los matrimonios gays ¿no? Buuueno, siempre nos quedaría Andorra =P  Pues eso, que toca fiesta, jolgorio, carreras de tacones y esas cosas superficiales y divertidas que nos hacen sentirnos bien y olvidar que seguimos siendo una minoría sexual discriminada aún en los países que defienden nuestros derechos.  Miedo da pensar en aquellos países que pasan del tema o que directamente tienen penadas las conductas homosexuales.  Desde este lado del mundo, podemos pensar, ilusos, que son pocos, que no son importantes, que nosotros tenemos más peso... Ay... pero es que incluso en los países que consideramos civilizados y proderechos humanos, la despenalización de la homosexualidad es tan reciente que muchos de nosotr@s nacimos siendo ilegales por nuestra condición.  Si la humanidad tuviera un año de vida, haría sólo 5 minutos que se nos permitió amar a quien nos diera la gana.  Cinco minutos bien aprovechados, eso sí ^^

El otro día, el doodle del importante matemático Alan Turing me hizo reflexionar sobre este hecho.  Ni siquiera un hombre de su talante e inteligencia, fama y renombre, consiguió sobrevivir a la homofobia de su época.  La carrera de Turing terminó súbitamente cuando fue procesado por ser homosexual. No se defendió de los cargos y se le dio a escoger entre la castración química o ir a la cárcel. Eligió lo primero y sufrió importantes consecuencias físicas, entre ellas la impotencia. Dos años después del juicio, en 1954, Turing se suicidó tras ingerir cianuro.

No podía creerme que esto hubiera sucedido a mitad del siglo XX en Gran Bretaña, Europa.  Pensé que  sólo era posible en la España franquista.  La misma España que no permitía a las mujeres casadas abrir una cuenta bancaria sin autorización del marido.  Esa España retrógrada.  Pero... ¿Gran Bretaña?  Así es, no fue hasta 1967 que se dejó de enviar a los gays a la cárcel.  En España la fecha clave fue 1979.  Peor ha sido en países de la antigua Unión Soviética:  Rusia en 1993, ¡Rumanía 1996!  Como pioneras, Francía (1791) y Bélgica (1792) pero que no reconocieron las uniones legales hasta 1999-2000.  No nos olvidemos de la pequeña Andorra (1790).

Si Europa es el continente donde se defienden más y mejor los derechos del colectivo LGTB...  Dios mío... ¿qué podemos esperar del resto del mundo?  Pone los pelos de punta el mapa de la homofobia.  Que no te quieran, que no te acepten, vale, pero que te maten, torturen, violen...


Como detalle para reflexión.  Adivinad cuál es el único país europeo donde la homosexualidad todavía es ilegal... Tic-tac tic-tac... ¡El Vaticano!

Homosexualidad en Europa
Mapa de la homofobia en el mundo
Donde la homosexualidad es delito - Terra noticias
¿Odio santo?  Homosexualidad en los países musulmanes

--------------

4 comentarios:

  1. Turing!? Mira que he estudiado la Máquina de Turing y no conocía esos detalles trágicos de su vida...

    Supongo que en el Vaticano se cometen tantas atrocidades que deben pensar que el resto de los humanos somos como ellos y por eso todo lo prohiben o ilegalizan ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, toda una tragedia, yo tampoco tenía ni idea y me quedé de piedra al leerlo en la Wikipedia. Se entiende que los movimientos LGBT arriesgaran tanto en los 60-70. Ya no era una cuestión de aceptación social y derechos, se jugaban la libertad, la salud y la vida.

      Eliminar
  2. Ah, cierto, lo había olvidado, mañana hacen el desfile acá en Quito, siempre me ha parecido que los que participan son exibicionistas... la verdad si yo tuviera el cuerpo indicado también lo luciría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, bueno, yo considero los desfiles del Orgullo Gay como un escaparate de cuerpos perfectos que van exhibiéndose y promocionando la promiscuidad. No creo que esa imagen superficial beneficie al movimiento pero es lo que da dinero a las salas de ambiente =(

      Eliminar