viernes, 16 de noviembre de 2012

A la hora del sexo...



Me gustaría que me recordaran por esta frase:

"A la hora del sexo, me gusta follar con los hombres y hacer el amor con las mujeres".

El otro día, un buen amigo al que no conozco (maravillas de Internet), me dijo la verdad más increíble que mi cerebro pueda procesar.  Sus palabras fueron que soy de vocación lesbiana y de maldición heterosexual. Como si de un espejo se tratara, me vi reflejada a la perfección.  Todavía estoy dándole vueltas, del derecho, del revés, con plena conciencia de que tan pocas palabras esconden, tal vez, la llave de mi felicidad.

Ser bisexual no es sencillo ni es maravilloso, tampoco es cómodo.  Nos tachan de indefinidos y nosotrxs defendemos nuestra dualidad con uñas y dientes.  No pretendo sacar conclusiones, la bisexualidad no tiene la culpa de mis trastornos afectivos, es algo más profundo, pero debo tenerla en cuenta a la hora de mis reflexiones célibes.

Sigo en ello.  Me quedan... ¿48 semanas?  Perdí la cuenta xDD  Venga, para hacérselo fácil a mi memoria, diremos que la fecha de liberación será el 1 enero de 2014 (si el mundo no se ha ido al carajo).  El mismo año en que cumpliré la temible edad de 40.  ¿Habré conseguido ser mejor persona para entonces?

...

2 comentarios:

  1. ¿40? Yo no te calculaba mas de 35 con alma de veinteañera.
    Suerte en tu búsqueda linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ey, qué todavía no tengo los 40, sólo me estoy haciendo a la idea para cuando llegue xDDD

      Eliminar