martes, 4 de diciembre de 2012

Diagnóstico "no rentable"

Entrevista a Mario Cortés, víctima de la política privatizadora del PP en la Comunidad de Madrid, considerado enfermo "no rentable" y desahuciado por la Sanidad Pública (lo de pública vamos a tener que ponerlo en cursiva de ahora en adelante por lo irónico).  Ver entrevista completa en DiarioProgresista.es 

El Roto - Diagnóstico no rentable

Mario Cortés Morales nos envió su caso a Diario Progresista buscando alguna respuesta a su situación. Enfermo de Hepatitis C, nos asegura que tanto él como el resto de pacientes en su situación se están quedando sin medicinas por los recortes en Sanidad lo que en muchos casos –como es el suyo- puede suponer una sentencia de muerte.

dP.- ¿Por qué motivos le han comunicado que ya no será sufragado el tratamiento que usted necesita?

Los motivos son los recortes en investigación y en sanidad. Mi doctora me dijo extraoficialmente que están deteniendo los tratamientos en la comunidad de Madrid por su elevado precio, y oficialmente en consulta me dijo que sólo los están dando en los casos muy graves.


dP.- ¿En qué situación está el Hospital Carlos III de Madrid como para tener que hacer estos recortes?

A mi entender la situación del hospital es buena, él problema es la política actual del PP que quiere privatizar toda la sanidad en el estado español, y lo está haciendo poco a poco, para evitar conflicto social. Ahora el hospital CARLOS III está pendiente del próximo cierre y desmantelamiento de todos sus servicios y las unidades de investigación. Una vergüenza que nos quieran dejar desatendidos a enfermos de hepatitis c, esto es debido a la discriminación pues los grupos privados de sanidad nos consideran enfermos no rentables. Yo mismo, me tuve que marchar de la Fundación Jiménez Díaz cuando fue privatizado por CAPIO, pues el trato y la dejadez a la hora de atenderme cambio de manera radical. En el CARLOS III, siempre he recibido una atención muy buena.


dP.- ¿Tiene opción de ser atendido por un seguro privado?

No tengo opción de acceder a un seguro privado, soy pobre y con el sueldo actual de conserje no podría pagarme mis medicinas. Estoy casado y en mi hogar sólo trabajo yo, por lo que me resulta imposible pagar ningún tipo de seguro, además ya pago todos los meses mis impuestos en mi nómina

d
P.- En caso de que se retire la subvención para sus medicamentos, ¿qué espera hacer? ¿Ve alguna opción de revertir la situación?

Si no me dan mi medicación en unos pocos años desarrollare un hepatocarcinoma en el hígado y me moriré. Llevo enfermo unos 20 años. He desarrollado Fibrosis en el hígado, esto es unas grietas que van creciendo cuando llegan a un determinado tamaño se hacen tumores y te mueres si no eres trasplantado. Sólo los tratamientos administrados a tiempo pueden evitar esta circunstancia. La Fibrosis se mide mediante un fibroescaner y hay fases entre F0 Y F4. Al llegar a la fase F4 ya es demasiado tarde para administrar quimio y dependes de un trasplante para poder seguir viviendo.

Yo ahora mismo ya estoy en F2, lo cual indica que estoy a tiempo de poder medicarme y salvar mi vida. Pero
al ser pobre me dejarán morirme, esa es la realidad. Se ve que nuestros políticos necesitan mucho dinero para sus grandes mansiones y sus lujos de nuevos millonarios, pero siempre a costa de los más pobres y de los trabajadores.


----

En mi sesión de cine del domingo cayó una fantástica película de 1997 protagonizada por Jack Nicholson: "Mejor... imposible".  La película trata sobre las relaciones humanas pero accidentalmente (o intencionadamente) sale a relucir el sistema sanitario de Estados Unidos y no precisamente para elogiarlo.


Atención, compatriotas, porque éste podría ser nuestro futuro inmediato si las políticas de privatización siguen adelante:

Caso 1 - Carol es madre soltera, trabaja de camarera y tiene la suerte de que su madre puede hacerse cargo de su hijo enfermo.  El pequeño sufre de un mal desconocido que le afecta a la respiración, le provoca infecciones y lo tiene todo el día postrado en cama si poder llevar una vida normal.  Carol tiene un seguro privado como todos los norteamericanos responsables y la mutua le cubre las intervenciones que le hacen al niño en urgencias pero se ve que no llega para un especialista.  Carol critica que los médicos que le atienden en urgencias no tienen experiencia y más de una vez le han recetado al niño antibióticos que han resultado contraproducentes.  Si esto sigue así, Carol teme que su hijo muera pronto.

Como la película es un poco cuento de hadas, el príncipe azul de Carol le hace el mejor regalo que podría: un especialista privado y pagarle todos los gastos médicos del niño.  Unos análisis y pruebas más tarde, el pequeño parece recuperar la salud.  El comentario de Carol rompe el alma: "por fin un médico auténtico".

Caso 2 - Simon es un artista joven, feliz y despreocupado hasta que un día le entran en casa a robar y le dan una paliza que lo lleva al hospital.  Ahí comienzan todos sus males porque Simon no tiene seguro y hacer frente a los gastos médicos le supone 20.000 $  Le curan, sí, pero acaba en la bancarrota, desahuciado, deprimido y solo.  Por suerte, su hado madrino le acoge en su casa y Carol le devuelve la inspiración.

Qué bonitos los finales felices, por desgracia no todos disponemos de un buen samaritano acaudalado a nuestro alcance ¬¬

----





No hay comentarios:

Publicar un comentario