lunes, 17 de noviembre de 2014

Mi nuevo descubrimiento, altamente recomendable!!!





La sabiduría hay que compartirla así que hoy voy a hablaros de un anillo vibrador que descubrí hace poco y que funciona de maravilla.  Probado y garantizado, jeje.

Los anillos vibradores están pensados para colocarse rodeando el pene, dildo, consolador o cualquier otro objeto o fruta (o_O) que utilicéis habitualmente para la penetración vaginal.  Puede utilizarse en solitario pero la gracia está en disfrutarlo con la pareja.  Es algo así como un juguete de complicidad.  Los hay de varias marcas, algunos muy baratos de un solo uso y otros mejores con posibilidad de cambiar las pilas.  El que os voy a recomendar es éste de la foto, de la marca O Yeah!

La principal diferencia de este anillo comparado con los más convencionales es que es más largo y abarca mayor zona de actuación, ejem, asegurando la faena.  Si la chica tiene una vulva especialmente pequeña puede que lo vea muy aparatoso pero para el resto supone una gran ventaja: el clítoris permanece en contacto con la bala vibradora todo el tiempo durante la penetración.  Es el invento más eficiente que he encontrado hasta ahora para conseguir orgasmo seguro con el sexo vaginal.  Es tan efectivo que puede pasar que ella acabe antes que él, juju, así que recomiendo activar la función vibración más tarde que pronto. Otra ventaja es que la bala vibradora se puede extraer de la funda y utilizarla para otros juegos como, por ejemplo, acariciar los pezones o el clítoris por encima de la ropa.  ¿Qué más se le puede pedir a un anillo?

Lo encontraréis seguro en vuestra sexshop de confianza.  El precio ronda entre los 15 y 20 €.  Que no os asuste hacer el gasto y que luego acabe en la caja de los juguetes olvidados porque ya os aseguro que no, al contrario, se corre el riesgo de que se vuelva imprescindible =P

----

2 comentarios: