viernes, 28 de enero de 2011

Rapiditos


Rapiditos canallas. A ver, el curro me sale por las orejas y no precisamente el artístico, que no he podido siquiera acabar el capítulo que tengo comenzado de Alba & Toni. Esperemos que la semana que viene sea más tranquila porque tengo temas por un tubo.

1º - ¡¡Pistoletazo de salida (ayer) para el Festival del Cómic en Angouleme!!! - bdangouleme.com . Le he echado un vistazo a la agenda cultural y, por lo pronto, hay dos eventos a los que tengo que seguirles la pista y sobre los que escribir algo: Invitada de honor la reina del shojo Rioko Ikeda (Versalles no Bara - Lady Oscar) y exposición Dessins du Déssir dedicada a los grandes del erotismo (Crepax, Pichard, Baldazzini, Manara...)

2º - Cómo publicar un cómic. Amigas, amigos, lo que he aprendido en dos semanas sobre la edición en papel de cómics no tiene precio. El día menos pensado me monto yo solita una editorial, jejeje, pero de momento me conformaré con explicaros próximamente (como en los cines) mis aventuras en esta nueva etapa de mi vida como creadora.

3º - ¡¡He adelgazado 2 kilos!! Jajaja, tenía que contarlo. Antes de Navidad pesaba piiiiiiiiii y hoy peso piiiiiiiii -2. No sólo me he sacado de encima los turrones y el sedentarismo navideño, también los helados del verano. Lo mejor es que no he hecho nada especial para perderlos, he seguido con mi rutina diaria normal: desayunar en casa, caminar, ir al gimnasio, comer más ensaladas al mediodía... y chocolate y yogures y leche y queso y fuet y macarrones y patatas fritas... Es verdad que este curso le estoy dando más caña a las abdominales y me tomo muy en serio lo del desayuno, tal vez sea por eso. ¿Seguiré descendiendo hasta volver a tallas que ya no guardo en el armario o me quedaré estable en mi peso justo? Todas sabemos que el peso justo, el correcto por nuestra constitución y edad, no siempre es el ideal, el que nos gustaría. Pero, vamos, yo tengo claro que no voy a amargarme la vida con dietas imposibles, arrastrándome hambrienta por las calles y jugándome la salud. Yo, lo que me pida el cuerpo. Hedonista hasta el final.

4º - Ah, el amor. Este fin de semana cuelgo el cartel de "no molestar". Es posible que el lunes se me salga la poesía por la boca y deje el blog inundado de corazones. Luego todo son plagios para San Valentín, pero yo no me quejo, podéis tomar prestado... pero siempre que indiquéis la fuente, eh!!!!

Y ahora a currar. Trabajar, trabajar, trabajar... Esclavos en un horario inmutable que nos consume los días y la energía. ¿Y todo para qué? Para ganar un salario que apenas cubre las necesidades más básicas. No quiero ir al paro. No, no fotem!! Pero, de verdad ¿es esto vida?

Hala, reflexión sindicalista para cerrar la semana.

----------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario