lunes, 11 de julio de 2011

Giselle - David Campos


Ahora sí, ya puedo opinar sobre la creación de ballet que vi el viernes... ¡¡Me encantó!!

Me llevé al niño y a él también le gustó, sobretodo la primera parte, que es muy graciosa y casi teatral. Luego en la segunda parte, con la muerte y transformación de Giselle, se acojonó, yo también me aovarioné de lo lindo, y hacia el final ya encontró que bailaban demasiado, jajaja. Claro, hijo mío, al fin y al cabo se trata de un ballet!! Menos mal que en sí la obra no era muy larga, horita y cuarto, que la cultura es mejor dosificarla a esas edades para no crear alergias.

Hay que reconocer la labor del coreógrafo David Campos por acercar la danza clásica al público general. Desde contemporaneizar los guiones para hacerlos más interesantes, hasta incluir efectos audioviosuales que ayudan a la narración en un género, la danza, que no siempre es fácil de interpretar. Por supuesto también está la calidad de los bailarines, que me tocó sentarme en las primeras filas y vaya si se disfrutan los saltos y piruetas, resulta bello e impresionable. Aunque yo, canalla siempre, reconozco que me quedé prendada de las piernas de las bailarinas. Tenía la errónea impresión de que las bailarinas de ballet eran finas y delicadas, de piernas delgadas como las guiris altas y rubias que me tienen acomplejada con los mini shorts que lucen, pero nada de eso, sus piernas son fuertes y musculadas, una delicia para los sentidos ^^ Ahora, cuando tenga que describirme, diré que tengo piernas de bailarina, juju (aunque me sobra un poco de grasilla, ejem).

La escena que me llevó directamente al éxtasis fue, como dije antes, la tétrica transformación de Giselle en "dona d'aigua". David Campos unifica a las millis (fantasmas vengativos femeninos) de la Giselle clásica con la leyenda de las ninfas acuáticas muy arraigada en Cataluña y otras comunidades del norte. Además, les da un sentido a su venganza. Son estas ninfas fantasmagóricas, mujeres que han perecido a manos de la violencia machista y renacen en seres sobrenaturales para cobrarse su venganza. Preciosas, terribles, implacables... Si queréis saber de qué hablo, mirad el video de presentación, minuto 2:50. ¿Es o no es inspirador?

http://youtu.be/6HEnLaBP3I4

Por último, aunque no menos importante, hay que valorar el esfuerzo de la compañía por sobrevivir en un pais que tiene olvidado a cierto sector cultural. Lo que el Sr. Campos está haciendo por la danza española merece no sólo un gran aplauso, sino también nuestra gratitud y colaboración en que esto pueda seguir siendo posible.

------------------------

2 comentarios:

  1. Encarna Fernandez12 de julio de 2011, 9:14

    Fui alumna suya hace ya años y siempre le he apoyado y respaldado mucho, realmente es un amante del ballet clásico y te aseguro que lleva muchos pero que muchos años luchando implacablemente !!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Se nota la pasión que imprime en sus obras ^^ Yo no era muy amante de la danza pero ahora la veo con ojos diferentes. Pienso seguir su trabajo muy de cerca.

    ResponderEliminar