viernes, 2 de septiembre de 2011

En la distancia


En la distancia te quiero, te añoro, te deseo.

Cruzan tus labios mi memoria como golondrinas estivales,
rápidas y graciosas, dejando brillos en la mirada.
Son tus caricias rayos de sol al atardecer posados sobre el mar.
Tu sonrisa, la espuma de las olas que viene y va.
Tus dedos, valientes pececillos que se adentran en la sabida gruta.
Son tus lágrimas la tormenta del verano,
que arrasan con todo y luego se van sin saber qué fue.

¿Qué fue? Niña, dime, qué fue.
Todavía tiemblo y, sin embargo, el cielo está despejado,
tus caricias vuelven a calentar, tus dedos a navegar.
Nacen tus sonrisas de nuevo en mi pecho y vuelo.
¡Vuelo, vuelo!

--------------------


No hay comentarios:

Publicar un comentario