viernes, 11 de mayo de 2012

El Hipnotizador de La Ribera (8)



- ¡Levántate!
- No puedo...
- Estar todo el día en la cama es lo que te está poniendo enferma.  ¡Levántate! - me gritó mamá arrancando la colcha de mis manos.

Intenté obedecer temiendo que de un momento a otro podría tener uno de sus ataques de histeria.  Lo último que quería era a mi madre llorando estirándose los cabellos y exclamando al Cielo mientras daba la vuelta a mi habitación cien veces.  Me puse en pie y caminé hacia el lavabo.  Me temblaba el pulso pero conseguí no volcar en exceso la jarra y llenar la jofaina.  El agua estaba fresca, resbalaba entre mis dedos, deshacía las legañas de mis ojos y me empapaba el flequillo...

    - ¡Levántate! - era el hombre de la cara borrosa que me ordenaba.

Los sueños se mezclaban con la vigilia y ya no era capaz de diferenciarlos.  La pequeña ramera me arrancó la capa y me dio un puntapié para que obedeciera.  Por primera vez me hallaba vestida con decencia: camisa, pantalones, enaguas, corsé, falda, blusa... Hasta llevaba las medias... pero no los botines.

    - ¡Baila! - volvió a ordenar el caballero.

Y bailé obligada como una bailarina de caja de música a la que se había dado cuerda.  Una luz me iluminaba pero el resto del salón se sumergía en la penumbra, sólo escuchaba murmullos, sin duda el caballero estaba acompañado.

    - Esto no prueba nada - dijo un hombre desconocido.
    - Podría haber sacado a esta mujer de la calle y haberle pagado para que representara - dijo otro.
    - Debato la afirmación, conozco a la señorita y no se prestaría voluntaria  - esa voz me resultaba familiar.
    - Sigue sin parecerme significativo.
    - Señores - puso orden el caballero -, no les he traído aquí sólo para ver dar vueltas a una preciosa señorita.  Observen con sus propios ojos como me obedece sea cual sea mi orden.  ¡Malena, baila y quítate la ropa!

 ...


2 comentarios:

  1. Yepa, striptease hipnotizada! Toma castaña! Me da que se está haciendo la dormida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, al menos no pueden acusarla de guarrilla. En los sueños todo vale, mola, estoy por hacerme adicta a la valeriana a ver qué burradas experimento. El sueño es vida, jejeje. Jo, es que estoy durmiendo fatal esta primavera =P

      Eliminar