miércoles, 3 de abril de 2013

Mona Sacher



Ñam ñam!!  Aquí os dejo mi última obra culinaria, una mona de chocolate cargada de imaginación y buenas intenciones.  Fue todo un éxito y aún nos quedamos con ganas de más y no era pequeña.

La base es una tarta Sacher.  He seguido íntegramente la receta de  pequerecetas.com  pero en vez de mantequilla he utilizado margarina para la masa.  No le he puesto sal porque la margarina ya lleva incorporada.  A la cobertura tampoco le he puesto mantequilla porque me gusta que quede más ligera.

Ingredientes bizcocho chocolate - molde 24 cm diámetro:
125 gr. almendras crudas peladas
100 gr. harina blanca
100 gr. azúcar glass
100 gr. azúcar normal
100 gr. margarina o mantequilla
6 huevos
150 gr. chocolate negro para repostería (si os gusta el chocolate fuerte, se puede utilizar una tableta con 70% de cacao)
1 sobre levadura química (15 gr)
Bote mermelada de albaricoque

Ingredientes para cobertura chocolate:
150 gr. chocolate negro para repostería
125 gr. nata líquida
30 gr. mantequilla (para mí es opcional)

Decoración:
Bolitas de cereales cubiertas de tres chocolates (Mercadona)
Huevo de Pascua o cualquier otra figura
Virutas de caramelo

Realización:

Poner a calentar el horno a 170º (con la dos resistencias, arriba y abajo).  Tostar las almendras en el horno hasta que tengan un tono dorado, se hacen rápido, no hay que dejar que se tuesten mucho porque pueden amargar.  Picar las almendras con la picadora hasta convertirlas en harina y reservar.  A mí me quedaron tropezones y le dio cierta gracia al bizcocho, no es el fin del mundo.

Mezclar con las varillas la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glass.  Cortar el chocolate a trozos y fundirlo al baño maría (se puede hacer al microondas pero a mí nunca me ha salido bien así).  Añadir el chocolate a la masa, mezclar y añadir luego las yemas de huevos.  Añadir el resto del azúcar y las almendras picadas.  Por último la harina tamizada mezclada con la levadura.  Si la masa se ve muy grumosa, se puede dar un toque de batidora.

Batir las claras a punto de nieve con la batidora de varillas.  Mezclar con la masa con mimo haciendo movimientos envolventes para que no pierda la esponjosidad.  Dejar reposar e ir preparando el molde untándolo con margarina y espolvoreando harina para que no se nos pegue el bizcocho.  Verter en el molde e introducir en el horno a 170º.  Los primeros 5 minutos con las dos resistencias luego poner sólo la de abajo durante 40 minutos más.  A partir de ese tiempo, comprobar si el bizcocho está cocido pinchando con un palito.  Es importante no abrir el horno antes porque corremos el riesgo de que la masa no suba.

Sacamos del horno y dejamos templar un poco.  Desmoldamos.  Un truco para que la tarta quede plana por arriba y más profesional es darle la vuelta al bizcocho.  Cortamos por la mitad con mucho cuidado de que no se nos parta.  Separamos en dos platos.  Preparamos un almíbar con 4 cucharadas de mermelada y 4 de agua calentándolo en el microondas o hirviendo primero el agua y mezclándolo aparte.  Emborrachamos con el almíbar la mitad inferior y untamos después generosamente con la mermelada batida.  Colocamos la segunda mitad del bizcocho encima y emborrachamos esta parte superior.  Dejamos el bizcocho en una rejilla o en un plato grande.

Preparamos la cobertura: Llevar a ebullición la nata (sin prisa, a fuego lento), separar y mezclar con el chocolate a trozos hasta que se funda.  Verter luego sobre el bizcocho cubriéndolo bien.  Si queda algún lado calvo se puede completar con el chocolate que va cayendo en el plato.

Dejamos enfriar un poquito y con muchísimo cuidado y ayudados por dos palas, llevamos el bizcocho al plato definitivo.  Y ahora a decorar al gusto y a la nevera ^_^

Nivel de dificultad: medio
Tiempo de elaboración: entretenido, 2 horas contando la cocción.
Nivel de ensuciamiento: altísimo, se ensucian demasiados cacharros pero merece la pena para una ocasión especial

Bon appetit!!


Agradecimientos: A Sakura por nombrarme a la Sacher ^^

----



No hay comentarios:

Publicar un comentario