viernes, 17 de mayo de 2013

Manual del Buen Casanova (1)




Hasta aquí hemos llegado.  Eso pensé antes de animarme a volver a escribir una guía sexual.  Si Mi Amigo Clítoris surgió al comprobar la de mujeres que desconocían el orgasmo y la urgencia de explicar el tema paso a pasito, este Manual del Buen Casanova ha venido igualmente ante la alarma de los cientos de miles de mujeres que confiesan sentirse insatisfechas en sus relaciones sexuales.
    ¡¿Cómo!?  Atónita me quedo.  Será por blogs, noticias, programas y documentales...  No hay asunto más comentado en los medios de comunicación que el sexo porque saben que atraerá audiencia seguro.  Y aún así, ¿cómo es posible que me lleguen esta clase de quejas a mi consultorio sexual?  No es que tenga oficialmente un consultorio pero son muchas las que me consultan...
    Frases como:
    “ Me aburre hacerlo con mi marido”
    “A veces finjo el orgasmo sólo para que acabe y me deje tranquila”
    “Siempre va a lo mismo, me siento como un coño con patas”
    “Al principio era diferente, ahora se ha vuelto vago”
    “Reina, tengamos una aventura, mi hombre no funciona y ando caliente”


Ejem, no puedo ir casa por casa lesbianizando mujeres y rompiendo parejas, no soy esa clase de seductora, básicamente porque no tengo tiempo material para serlo...  Pero sí puedo tratar de cambiar mentalidades y enseñar cuatro trucos para que éstas, mis preciosas mujeres, vuelvan a sentirse entre nubes después de una noche de pasión desmedida.
    A ver, hombres ¿qué somos?  ¿Amantes o zapatos?  Zapatos en su mayoría pero vamos a solucionar eso.  Venga, pequeños saltamontes, gritad conmigo.  ¡Sí, queremos cambiar! ¡Queremos ser la hostia de buenos!  Cuidao, dejad paso, que aquí vienen los aprendices a Casanova.
    Así me gusta, esa es la actitud.  Nada de pensar que sois inútiles o ellas muy exigentes, simplemente las mujeres sienten y piensan de forma diferente pero no imposible.  Ante todo, lo más importante, es que antes de seguir leyendo esta guía, os despojéis de vuestras viejas ropas... No literalmente, esos pantalones puestos, por favor.  Borrad las ideas preconcebidas que hayáis adquirido de los amigos, los medios, las películas porno y esos malos consejeros.  El porno no es didáctico y, por desgracia, los amigos sólo cuentan lo que quieren contar y de forma mejorada:  “Toda la noche dale que te pego y pego que te dale, me la dejó escocida”.  Pero no hablarán de que llenaron a su amante de besos y estuvieron hablando y riendo después entre mimos.  Eso no lo dirán y, sin embargo, seguramente sea el secreto de su éxito.


¿Es esta una guía sólo para hombres?  Oh, no, para nada, aunque son ellos los que necesitan una visión diferente de lo que hasta ahora creían correcto.  Si hay alguna señorita que ambiciona convertirse en una amazona roba doncellas, adelante, quien le dé placer a una mujer me es indiferente mientras se lo dé bien.  Lo mismo si hay alguna lectora que sufre de mal de alcoba y quiere probar a mejorar a su amante.  Lo que no voy a hacer es dar consejitos del tipo “ponte ropa sexy para que tu marido te mire”.  No, señoras, por ahí no van los tiros.  Daremos por supuesto que el marido ya se excita y se lo pasa bien y quiere repetir, sólo que la señora se muere de asco y lo primero que quiere hacer cada mañana es saltar de la cama.
    ¿De quien es el problema?  “De ellas, de ellas...”.  Sí, sí, claro, el problema es siempre de las mujeres, como no les gusta el sexo...  ¿De verdad creeis que no les gusta el sexo?  Entonces no se explica cómo la autora de 50 Sombras de Grey ha conseguido una fortuna a su costa.  Sí que les gusta, les encanta, piensan en él a todas horas, pero no en el toma-mete-dale-saca, que para ellas es sólo la guinda del pastel, sino que piensan en todo el pastel y aún en el regustillo que deja después de comerlo.  Por desgracia, para la mayoría de hombres sexo es precisamente toma-mete-dale-saca y ya.  ¿Lo veis?  Justo aquí radica el kit de la cuestión y de eso es lo que va a tratar esta guía.  ¡De comerse pasteles a bocados!

...

4 comentarios:

  1. Lo bordas. Sigue así (y con la capitana, que es una crack!).

    ResponderEliminar
  2. Bueeeno, bueeeno, habrá que seguir de cerca esta guía... ¿será porque quizá sea un poco rata de biblioteca y lea todo lo que cae en mis manos, trátese del tema que se trate, o será por otro motivo? ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, trataré de que sea una guía unisex aunque no creo que a ti te hagan falta consejos ;)*

      Eliminar