miércoles, 11 de septiembre de 2013

Diada histórica




Wau!!  La Via Catalana se ha completado con éxito de norte a sur de Cataluña acompañada de diversos actos festivos.  Los catalanes independentistas de todas las edades han demostrado una vez más su fuerte voluntad de hacer acto de presencia y hacerlo de forma original y pacífica.  Me ha parecido un gesto precioso y emocionante el de la cadena humana: 400 km, más de 500.000 personas. ¡¡Felicidades!!  ¡Qué gran día!

Ahora bien  ¿Todos los catalanes son independentistas?  No, yo no lo soy y son muchos los que opinan que separarse de España es buscar la solución extrema y supondría la pérdida de una parte de nuestra identidad.  Sí, porque Cataluña y España, aunque diferentes, son familia y comparten historia.  Pero también opino que son hermanas mal avenidas y la mayor amenaza con querer someter a la chica y eso no, eso me hace hervir la sangre. 

Son precisamente los abusos del Estado Central, con las ofensas del p... ministro Wert resonando todavía en nuestros oídos, los que han unido al pueblo y han provocado una respuesta tan contundente.  El PP y su mira corta ha conseguido lo que ningún partido nacionalista había conseguido hasta ahora, aún habrá que hacerles un monumento de gratitud.

¿Y ahora qué?  ¿Llegará la consulta?  El pueblo catalán tiene derecho a opinar y decidir y que se satisfaga a la mayoría.  Es lo justo, es lo democrático, aunque también espero que se informe bien a la gente y que no nos dejemos llevar por el romanticismo.  Para mí lo ideal sería una reforma de las autonomías y darles el valor de estados federados, con autogobierno y con plenos poderes fiscales, pero tal vez sea tarde, tal vez sólo nos queden dos opciones: dentro o fuera.  Yo me quedaré con mi gente, por supuesto, porque soy más catalana que española.

De nuevo felicidades a los manifestantes.  Habéis hecho historia =)

---

2 comentarios:

  1. A mí me sorprende, desde fuera de Cataluña, es ver a independentistas barruntar que están pagando más de lo que se les da. Hoy en día, además de Catañuña, es Madrid y Baleares, los que pagan más que ingresan. Sin embargo sólo los catalanes se quejan de ello. Y yo me pregunto, ¿con qué derecho tienen los catalanes, o los madrileños y baleares si hicieran lo mismo? de negar ayuda cuando ELLOS se han beneficiado durante decenios de la emigración masiva de mano de obra barata (andaluces, extremeños,...), de las inversiones en fábricas que a otras comunidades se nos han vedado ( yo soy extremeño). Eso por una parte, por otra parece que a los que dicen eso se les ha olvidado que los fondos estructurales europeos llovieron sobre toda España (Cataluña incluida) sin que los alemanes, franceses y holandeses se quejaran como hacen ellos. En ese plano estamos igual. ¿Por qué deberían ayudar esos países a España? En fin, que esto está muy revuelto porque la gente está mal informada, bien porque no quieren o porque les dan lo que quieren oir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Dario. Pero vamos, que este no es un blog político y no vamos a entrar en incansables debates para los que, sin duda, no estoy preparada. Sólo quería dejar constancia de una movilización social que me ha parecido preciosa, bien organizada, cívica, y me hace sentir orgullosa de ser catalana. ¡Ole mi gente!

      Lo que se reivindica, además de económico es también cultural. Wert no tenía que haberse metido con el catalán en las escuelas, ha encendido la mecha y ofendido a muchos catalanes, ya de por sí sensibles con el tema de la lengua, que se lo han tomado como un ataque directo a nuestra identidad y un intento de centralizarnos.

      Se ha perdido la confianza, si alguna vez la hubo, en el Gobierno Central, eso es todo. Que hay desinformación, sí, e información propagandística amarillista, también, por ambos bandos. Haría falta un debate serio, moderado por un tercer organismo, preferentemente europeo, que no tuviera nada que rascar con el asunto.

      En fins, a ver quien para esto. El anticatalanismo que ha estado promoviendo Rajoy, primero en la oposición y ahora como presidente, le está estallando en las manos y aún tendrá narices de decir que no lo vio venir.

      Eliminar