miércoles, 11 de junio de 2014

¡A la mierda el celibato!



¡Reina!  ¿Qué te ha pasao esta semana?  Cuenta, cuenta.

Pues nada, al parecer el objetivo del celibato era llegar a la extensa reflexión de la semana pasada.  Una vez escrito quien soy, lo que busco y lo que no busco, se despejaron las nubes y me entró la tentación tentadoramente tentadora de volver a estar disponible en el mercado sentimental.  Así que me apunté a una página de contactos casi sin pensar, llevada por un impulso, los dedos tecleando al son de un inconsciente malévolo.

Está visto que soy y siempre seré una mujer impulsiva atrapada en un cerebro organizado y controlador.  Tal vez ahí esté mi equilibrio, la sal de mi vida, lo que me hace ser yo y no otra persona.  Por mucho que reflexione y me repita que tengo que hacer las cosas de otra manera, que tengo que pensar antes de lanzar el corazón como si fuera un frisby y a ver quien lo alcanza, acabo traicionando mis buenas intenciones embarcándome en locuras diversas.  Eso sí, ¿y lo bien que me lo paso?  Reconozco que en mis 39 años de vida en ningún momento le he dado tregua a este corazón mío, que he llevado la pasión hasta el límite y tenido experiencias que otras sólo leen en las novelas.  También he cometido muchas gilipolleces, pero muchas, muchas, y me he puesto en peligro, y he llorado a mares, pero no me arrepiento.  El día que deje este mundo podré decir que exprimí la vida a tope y eso sin apenas dinero y sin grandes viajes a países exóticos.  La aventura se lleva dentro.

Ya está, cuelgo los hábitos.  Soy un poco más sabia que ayer, eso he ganado.  Necesitaba esta pausa pero ahora necesito volver a sentir mariposas en el estómago ^_^

---

4 comentarios:

  1. Que tengas suerte y encuentres lo que busques...

    Si sale mal siempre puedes echarle la culpa al pseudofilósofo que escribió en la segunda parte de "clasificados".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, pero eso pseudofilósofo me cae bien, no le echaré la culpa, pobre xD

      Ya he conseguido dos citas, ¿qué te parece? La primera prometía mucho pero se trataba de "calentón efímero que como viene el viento se va", la segunda parece más sólida. Ya veremos...

      Eliminar
  2. Bueno, sabiendo exactamente que es lo que se busca debe ser más fácil hallarlo, o al menos esa es la teoría.
    Buena suerte y buena caza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el primer paso, por lo menos así evitas distraerte en senderos que ya sabes que no llevarán a ningún lado. Pero es difícil, conocer a una persona lleva su tiempo y en las citas a ciegas se juzga mucho por las primeras impresiones. Y la primera impresión que doy yo creo que asusta bastante pero esta vez no me rendiré tan fácilmente. Quien la sigue, la consige ;)

      Eliminar