martes, 9 de septiembre de 2014

Merienda fiestera de princesas








Buf, ahora que ya he celebrado como correspondía mis 40 veranos en este planeta, parece que me he quitado un peso de encima.  Creo que lo peor de cumplir 40 es precisamente eso, cumplirlos, pasar por tener que aceptarlos, darles el valor que tienen... etc.  Una vez hecho el ritual y la reflexión, se sigue adelante como si no hubiera pasado nada, jajaja.

Porque cuatro décadas no son tontería.  La esperanza de vida en la Edad Media creo que no llegaba a 40, me considerarían una anciana llena de sabiduría, jejeje.  Actualmente es la mitad de mi vida si ningún accidente o enfermedad viniera a truncarla antes.   ¿Cómo me siento?  Pues siento que me quedan todavía 40 añotes para hacer muchas cosas y hacerlas de forma más tranquila.  Sí, eso es lo que he ganado, tiempo.  Cualquiera diría que cuánto más cumples menos tiempo te queda pero no es verdad.  A los 20 sientes que tienes todo el tiempo del mundo y no haces nada, a los 30 te das cuenta que no has hecho nada y te lanzas a la carrera y a los 40 simplemente descubres que no por mucho correr se llega antes y te paras a disfrutar de los detalles.  La vida se vuelve más interesante precisamente porque tú también te vuelves más interesante.

Bueno y como no quería cruzar la línea de la mediana edad en plan "soy una mujer seria y madura" y para demostrar que madurez no es sinónimo de estar amargado, nada mejor que hacer una merienda de princesas porque nunca es tarde  para vestirse de rosa, ponerse corona e invitar a tus otras amigas princesas a charlar y cantar karaoke.  Fuimos poquitas porque mi palacio es pequeñito pero tuve el honor de contar con la compañía de las ilustres princesas Ariel, Bella, Cenicienta, Rapunzel, mi Mulan y, como no, hasta vino el hada Maléfica.

La tarta, como se aprecia en las fotos, también era de cuento de hadas.  En un próximo post pasaré la receta, es muy fácil, el detalle está en la decoración.

---

2 comentarios:

  1. Parece que fue una fiesta divertida.

    Otra cosa, creo que te has comido una "n" en el título (o la he perdido yo al leer el título)...

    ResponderEliminar