miércoles, 17 de febrero de 2016

Autorretrato 2016

Qué cosas.  Una piensa que a partir de los 35 se acabó lo de tomarse fotos (o así lo pensó Betty Page y otras modelos) y resulta que sólo has de tener un poco de cuidado con la cámara.  Digamos que las fotos sorpresa suelen sentar como un jarro de agua fría pero una  foto de estudio, con una buena iluminación y una pose favorecedora, no sólo son todavía admisibles sino que resultan más interesantes que tomadas de joven.  Una mujer hecha y derecha tiene un no-sé-qué de atractivo, una belleza más profunda, más intensa.

Pues sí, creo que es una tontería poner en la biografía fotos antiguas, demuestra inseguridad.  Por eso, aprovechando la sesión de Sherlock, me he tomado un autorretrato para actualizar mi bio ^^


No hay comentarios:

Publicar un comentario