martes, 2 de noviembre de 2010

XVI Salón del Manga Barcelona

Como cada Halloween... ¡¡¡Salón del Manga!!! Comienza a ser una tradición esto de que las dos jornadas carnavalescas del otoño coincidan en el mismo finde. Cosa que viene muy bien para los cosplayers que decidan venirse disfrazados de casa y no morirse de vergüenza en el metro ante la sorpresa de los viajeros. Aunque... la vergüenza no es propia de nuestra raza, nos puede más la ilusión de lucir como nuestros personajes favoritos. Por cierto, que este año no me he disfrazado... ohhhh... me ha faltado tiempo para hacerme algo "decente", pero para el que viene estoy valorando confeccionarme un kimono de Lady Snowblood o un vestido de Emma, con enagua, delantal y cofia incluidos. El primero es más vistoso pero el segundo me quedaría genial, gafitas y todo ^^



Me hubiera gustado ir los cuatro días que duraba el Salón y acudir a todos los eventos pero resulta bastante imposible, así que os explicaré como fue el domingo, tranquilo en La Farga, zona de stands y exposiciones, pero aglomerado en el Polideportivo, donde estaba habilitado el escenario y que durante la tarde se organizaba el concurso World Cosplay Summit. Cosa increíble, este año no me ha tocado hacer la cola de hora y media habitual pero será porque el día de libre entrada a los cosplayers era exclusivamente el viernes y porque han habilitado ya la compra de entradas por el ServiCaixa. El evento va adquiriendo categoría. Mis felicitaciones también a la organización, que cada año lo hacen mejor.

Exposiciones:

Que el manga y el anime no son exclusivos para público infantil y juvenil es algo ya asimilado en nuestra sociedad pero me encanta que se haga incapié con exposiciones como la del Manga de Terror: un recorrido histórico por los autores más representativos del género, que no son pocos. Entre mis preferidos cabe destacar a Saki Okuse y Sankichi Meguro con Daydream, al genial Minetaro Mochizuki con Dragon Head, y a Junji Ito con Uzumaki. No olvido tampoco a Hideshi Hino y su Niño Gusano, obra impensable para una mente occidental. Por cierto, que Hino estuvo en el Salón firmando y dando una clase magistral de dibujo (no coincidimos, sigh).


Niño Gusano - Hideshi Hino


Uzumaki - Junji Ito

Dragon Head - Minetaro Mochizuki

Daydream - Saki Okuse y Sankichi Meguro


Parece que los otakus crecen y los mangakas crecen con ellos-as. Es el caso de la dibujante Kayono y su shojo para mujeres adultas, con historias románticas más maduras que dan paso al erotismo. Em... bueno, al menos así es como la venden, aunque a mí me ha parecido shojo de toda la vida, con las clásicas chicas de instituto uniformadas, muy bien dibujado, eso sí, una delicia para los sentidos. Ella también estuvo en el Salón dibujando.

Lovenise - Kayono

Son precisamente esos otakus que babeaban con los mangas en su infancia y adolescencia que ahora se han pasado al otro lado, al del creador. Ediciones Glenat apuesta por estos dibujantes no-japoneses en su nueva colección Gaijin (extranjero). Lo miras del derecho, lo miras del revés, y es manga en toda norma, cuesta creer que estos jóvenes autores no tienen los ojos rasgados ni se alimentan de shushi y fideos. Cabe destacar también la calidad gráfica, que ha despertado mi admiración. Él es Kenny Ruiz con Dos Espadas, y ellas Xian Nu Studio con Bakemono y Studio Kosen con Lettera.



Lettera - Studio Kossen

Dos Espadas - Kenny Ruiz


Bakemono - Xian Nu


Acabadas de ver las exposiciones y con la pausa obligada para ingerir alimentos, toca el no menos obligado recorrido por los stands de venta haciendo tiempo antes de ir al concurso de Cosplay. No compré nada para mí pero sí para mi peque, la segunda temporada de Campeones (rebajadísima, de 30 a 10€) y dos mangas de Chicho Terremoto. Informo a los aficionados de Dragon Ball que este año finalizan los derechos de reproducción por parte de Selecta Vision y venden los DVD a precio de saldo.

Ya íbamos a salir con calma para pillar buen puesto frente al escenario del Polideportivo y disfrutar del concurso, cuando me presentaron a Fátima Ayats, una otaku profesional. ¿Profesional? Bueno, cantante y modelo profesional sí, lo de otaku profesional pronto se andará. No pudimos evitar la tentación de quedarnos a ver el concierto que ofrecía en el stand de Selecta Vision, y eso que coincidia en el mismo horario que el concurso de cosplayers. ¡Cachis! Bueno, pues no me arrepiento. Fátima tiene una voz dulce y melódica que combinada que combinada con los openings y endings de nuestros animes favoritos queda la mar de bien. Es posible que para el Salón del año que viene pongan a la venta un disco propio, habrá que estar pendientes.



Voz Fátima Ayats - Fly Me To The Moon - Evangelion


World Cosplay Summit:

Medio concurso es mejor que nada, o eso pensaba yo antes de llegar al recinto y encontrarme con una cola de 80-100 personas esperando para entrar. ¡¡No cabía un alfiler dentro!! En el exterior no había mucho movimiento, por eso se agradecía cualquier disfraz que nos hiciera más amena la espera, incluido una pareja de Osos Amorosos, que no tiene mucho de manga pero, oye, que risas, jejeje.

Conseguimos entrar a cinco actuaciones para el final. Cinco de treinta y seis, aunque ha habido algunos equipos que decidieron no presentarse. ¿No acabaron los disfraces a tiempo o se abrumaron ante la calidad del resto de participantes? Una calidad brutal, sobretodo si tenemos en cuenta que son disfraces confeccionados a mano. Y pensar que hace algunos años la gente me felicitaba por mis disfraces ingeniosos y elaborados... Ahora mismo no creo estar a la altura del nivelazo de lo que se ve en el Salón. Pocos trajes de alquiler siquiera podrían competir con el resultado que ilusión y mucho trabajo imprimen en estos cosplays. Sin embargo, no acabé emocionada buscando klinex en el bolso como me pasó en el 2008 con la actuación de La Rosa de Versalles, por cierto, que quedaron segundas en la final japonesa del 2009 interpretando a Candy-Candy. Donde se ponga un clásico.

El primer premio de este año ha sido para el cosplay de Romeo y Julieta. Personalmente me gustó más la interpretación de El Conde de Montecristo, pero estos no se llevaron nada, lástima. La verdad es que podría decir que todos se merecían el premio porque el nivel, digo y repito, es increíble.




Romeo x Juliet - director Fumitoshi Oizaki



Gankutsuou: El Conde de Montecristo - Mahiro Maeda


Si queréis ver todas las fotos del Salón, las tienen subidas en la página de Ficomic aquí.

------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario