martes, 7 de diciembre de 2010

12 horas!!!


Iahhh!!! Voy con un cuidado por la calle para que no me atropellen, porque sería mala pata a pocas horas para subir las páginas que surgiera una catástrofe y lo impidera. Por lo demás, estoy tan emocionada que hasta he comprado uvas para hacer lo de las campanadas, jajaja. Y no descorcharé el cava porque todavía necesito el cerebro para unas ilustraciones que quiero empezar mañana.

¿Gustarán? ¿No gustarán? No sé a vosotr@s pero a mí me encantan, modestia aparte, ejem. Gráficamente he superado algunos de mis miedos (los fondos) y la narración está que se sale. Como diría el Dr. Frankestein... ¡¡¡Están vivas!!! Mis niñas están vivas. Respiran, piensan y sienten... y cómo sienten. Ser dios debe ser algo parecido a esto: crear vida con las manos. Casi no me creo que tenga semejante poder, aunque a los mortales no se nos regala. Cuesta muchas horas de sueño y muchos sacrificios también pero cuando la creatividad llama...

Ahora sí, la cuenta atrás. ¡¡No os atragantéis con los cuartos!!

-------

No hay comentarios:

Publicar un comentario