jueves, 23 de junio de 2011

Carne de primera calidad


Come un poquito, de aquí y de más abajo también.
Rica carne alimentada con ingredientes naturales,
sazonada con Coca-Cola para resultar menos aburrida.
De crianza mediterránea y genética atlántica,
la tez morena de la raza labradora,
el pelaje de la loba hecha al monte,
hoy me sirvo en bandeja para tu deleite.

Tierna, jugosa y depilada, rica, rica.
Dame un beso, niña, muérdeme el labio,
que fluya la salsa para que entre mejor.
Ahí, no te quedes con hambre,
pégate el atracón y me guardas para luego.
Yo sola no me acabo, de mí se aprovecha todo,
pica, pica, no te quedes con las ganas.

Si supieras lo bien que me conservo,
al sol o en la nevera, en el salón o en una fiesta.
Me vienen los comensales con la boca abierta.
¡Quita! Esto es coto privado, delicatessen para una.
Manjar protegido de moscas y mosquitos,
para que llegue a tu mesa en plenas condiciones
y comas sin miedo a indisgestiones.

Porque sí, porque te quiero, porque te quiero cuidar.
Mi carne no tendrá toxinas,
no pasará por manos ajenas,
ni de parrilla en parrilla hasta chamuscarse.
¿Fecha de caducidad?
Puede pero no hoy ni mañana.
¡¡Come, come!!

------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario