miércoles, 24 de agosto de 2011

Poo Dioz... qué caloó!

photo by Worth1000.com


Un poquito de aire fresco, poo favó. Trabajar con este calor es inhumano ;_; Cuando hace sol te achicharras, cuando está de nubes te asfixias del bochorno y cuando cae la tarde te acribillan los mosquitos.

Yo sólo estoy a gusto en mi sótano, fantástica cueva urbana de corrientes de aire, pero no me dejan trabajar desde casa, snif.

Oh, Blanca Navidad, ven pronto. Ya que el mes de vacaciones pasó rápido, que pase más rápido todavía septiembre y nos traiga las tardes de chaquetita de lana y pezones en punta sorprendidos por el frescuchi. Ah, esos meses de otoño en que el color negro vuelve a ser llevable sin caer en la osadía suicida. Adiós al desodorante, que poco hace, a las gafas resbalando por la nariz brillante y a los goterones pegajosos. Oh, sí, esas noches de sueño tranquilo y protegido bajo el edredón con las ventanas cerradas y aisladas al sonar de la nariz del vecino o al coito de madrugada de la vecina de cinco pisos más arriba.

Octubre, no te hagas de rogar, que te espero con los brazos abiertos. Qué remedio, si los cierro, me escaldo =p


------------

2 comentarios:

  1. Jejeje, así que te despierta la vecina del 5º de madrugada?

    ResponderEliminar
  2. Ya ves, no me falta la banda sonora ^^' Es lo que tienen los patios interiores, te enteras de todo en verano. Por lo menos no tengo vecinos que se den broncas fuertes y rompan platos, por lo menos se quieren, juju.

    ResponderEliminar