viernes, 28 de octubre de 2011

Adicciones


A mi edad y todavía enganchándome.

Me pasa con series, rellenitos de fresa, foros, blogs, cómics... qué más... hum... personas, sí, sobretodo personas, lo que enganchan las personas, de verdad, son un peligro. Por mi parte, he tratado de engancharme al porno pero sin resultados. Empecé con mucho entusiasmo eso del porno para mujeres, quería convertirme en toda una referencia de los mejores films pero... no he encontrado tiempo, tampoco ganas, es cierto, jajaja. Conste que me estoy aplicando en alimentar la libido y, más veces que menos, me llevo mi pingu vibrador a la ducha. Ducky es para el baño ^^ También he vuelto a recuperar antiguas fantasías en las que la figura masculina vuelve a tener representación y he ampliado el repertorio. Es posible que ya vuelva a estar preparada para un encuentro bajo las sábanas con mi baby, un precioso dildo vibrador de silicona de la Fun Factory que apenas si desvirgué en enero... ¡¡Enero!! Y dejé guardado en la caja de los pecados sin volver a hacer más uso.

Aigh, pero de nada sirven las lamentaciones. Tal vez nunca vuelva a tener mi nivel de perversión de hace unos años, tal vez ya no lo necesite, pero no lloréis, la gente desevoluciona y pasa a interesarse por otras cosas. Me sabe mal por esos ojitos que a veces me encuentro de sopetón en alguna reunión social y que sueñan con formar parte de mis experiencias, buscan con anhelo a la Reina Canalla, algún comentario picantón que les haga enrojecer las orejas. Yo sigo aquí, más prudente, más inaccesible, pero sigo aquí.

Bien, tras el momento filosófico, quería justificarme por mi ausencia. He tenido bastante trabajo en la oficina y, cuando no, me he lanzado de cabeza a mi nuevo vicio: Internet =D Jajaja, pero este vicio ya lo tenía de antes. En concreto he vuelto a los foros. Oh, juré que no lo volvería a hacer, siento verdadero pánico a que se me vaya la pinza, volverme paranoica, pasarme una noche en vela por un comentario cruel y tramar la venganza... ¿Mi ingenio convertido en pienso para los trolls? Los foros son peligrosos para la gente como yo, tan entregada, y cuanto más entregada, más ansiosa de atención, es como una sed que se despierta y que cada vez se va haciendo más difícil de saciar. El blog es más seguro, estoy en mi territorio, no obligo a nadie a leerme. Aunque a veces me siento como si fuera el animalillo de un zoo.

Claro, es que no se trata de un foro cualquiera. Debería haber sido mi primer foro. No guardo malos recuerdos de mis antiguas experiencias foreras, no, al contrario, fueron muy ricas pero sé que acabaron con un crash espectacular y mi autoestima por los suelos, y la autoestima de alguien más también pa'l arrastre, que si se desata el monstruo, me convierto en la cosa más dañina que te puedas imaginar. Un peligro social, oiga, los traumo como moscas. No, este foro es diferente, es como ser una sardina nadando en el ancho mar y de pronto, un día, encontrarte un banco de sardinas. ¡¡Vamos a nadar juntas, hermanas!! Algo así. Aquí no soy "el genio", la atracción de feria, soy un genio más. Como podéis comprobar, mi autoestima está más que curada, juju. Sin embargo, a pesar de lo a gusto, me he descontrolado: la pila de papelotes acumulándose en el curro, tres días con los platos sin fregar, las dos de la mañana y todavía conectada, todo el finde enganchada al ordena y sin dibujar!! Stop. Las novedades me pirran pero hay que dosificar.

Hoy ya lo llevo mejor, más tranquila. Así sí que me permito el vicio. Mira y he vuelto a escribir en el blog. Vale, vale ¿Para cuando relatos nuevos? Como podéis comprobar en el lateral ---> estoy leyéndome online un libro que considero básico para entender cómo vivió Barcelona ese primer año de Guerra Civil. Si fuera un libro de papel, ya me lo habría zampado, pero en pantalla no encuentro el momento de entrar al archivo, siempre estoy pululando por ahí, sí por el nuevo foro ¬¬ Total, que hasta que no esté más documentada, no me atrevo a seguir con la historia de Alba&Toni, no vaya a meter un gazapo. No es que importen mucho los datos históricos para el argumento pero un trasfondo bien cuidado se agradece. También podría escribir un relato corto mientras tanto, se me había ocurrido uno sobre esas tempranas experiencias sexuales, las sanas y consensuadas, que a veces nos ocurren de niños. Volver a mi memoria, cuando el deseo era un cosquilleo, un gustirrinín en mi vulvita cerrada. Pero, ay, es delicado juntar niños y sexo en Internet, por muy buenas que sean mis intenciones. Mejor me olvido que no quiero dar pie a controversias.

Bueno, por lo pronto, la semana que viene cae seguro un especial de Salón del Manga. Tomaré apuntes para no olvidarme de los nombres de los autores de las exposiciones, a ver si consigo un artículo decente. Y el finde siguiente me voy a Zaragoza... Puntos suspensivos, de ahí no comentaré nada aunque todo puede ser que llene el blog de poemas, me conozco. Y ya, quemándome por dentro, tengo el nuevo cómic. No podré retenerlo mucho más. Iré presentando los adelantos. ¿Y los relatos? Ya veremos.

En fin, que si me echáis mucho de menos en mis ausencias, siempre podéis seguirme en el foro de Subcultura.es ^^ . Ésta es mi página de usuario y podéis ver con quien me hago, lo que leo, lo que escribo, etc.

http://subcultura.es/user/ReinaCnl


Esto me recuerda que tengo que hacer un post como Dios manda sobre webcómics.

------------------

6 comentarios:

  1. Je je Ya te lo avisé... Cuidado con subcultura, que engancha. Por cierto, son especialistas en humor absurdo.

    ---

    Me sigue resultando curioso cuando encuentro blogs en plan diario, como el tuyo, que vuelcan retazos de su vida con tanto desparpajo a la vista de cualquier visitante. Bueno, siempre es instructivo para vislumbrar y entender otras vidas que no son la de uno mismo.
    Yo llevé un blog un tiempo, aunque tampoco exactamente como un diario, sino que me lo impuse como disciplina creadora (¡actualización semanal por un año!), y me divirtió y me sirvió, pero acabé por no verle mucho sentido qué continuara. Ahora simplemente prefiero dejar mis "memorias" escondidas en mis obras para mi uso y disfrute personal.

    Oh, y dejar efímeros comentarios tontos a lo largo y ancho del cyberespacio...

    ResponderEliminar
  2. Bueno, al fin y al cabo no estoy contando nada que no le pase a la mayoría de personas. Si me hubiera cargado a algún vecino pasándole gases tóxicos por debajo de la puerta o dejando accidentalmente una mancha de grasa en las escaleras, no lo comentaría tan alegremente =D

    Comencé a llevar un blog (el primero hace 4 años) por necesidad personal. En los foros ya no toleraban que acaparara siempre el protagonismo pero yo necesitaba seguir escribiendo como terapia. Cuando escribo sobre algo que me preocupa, me es más fácil superarlo. Podría hacerlo en un diario secreto pero reconozco que soy un poco exhibicionista (en realidad mucho). Además, me he dado cuenta que mis pensamientos, dudas, inseguridades, anhelos, rabias... ayudan a otros a aclararse sus propias ideas. Mi sinceridad ayuda a personas anónimas. Bué, y de vez en cuando, simplemente es entretenido.

    Ah, pero sigue comentando, no te cortes, también peco de vanidad ^^

    ResponderEliminar
  3. ¿Así que no vamos a ver en tu blog muertes truculentas desde una mente criminal? ¡¡¡Qué desilusión!!!

    Yo peco de verborrea y supongo que algo de voyeur también. Así que estamos en familia.

    ResponderEliminar
  4. Uy, no me tientes. Con los esfuerzos que hago para no desatar mi lado malvado. Todos los ángeles tenemos la capacidad de caer y ser de lo peor =P

    ResponderEliminar
  5. ¿Ángeles? Supongo que te estarás refiriendo a tu pequeño (pequeñito) lado Anne Marie, porque todo lo demás...

    ResponderEliminar
  6. La realidad virtual desvirtúa, juju. Soy bastante ángel, una cosa horrorosa, con un lado perverso que sólo dejo ver cuando hay confianza. Y también tengo un lado oscuro y maligno, que sólo han conocido mis enemigos, que por suerte son (eran) pocos, porque no creo en la maldad como estilo de vida. Puaj, no, lo envenena todo.

    ResponderEliminar