lunes, 5 de noviembre de 2012

Primera semana... confusión



Doy por empezado oficialmente mi año de celibato voluntario.  Estaría bien que alargara el plazo a año y medio, dos años, que es la media apróximada en que consigo aguantar estable en una relación, ya sea romántica o de follamigos.  Una relación conmigo misma no debería ser inferior a ese tiempo pero es mejor ponerse metas alcanzables, por lo que propongo un año y ya veremos si aguanto tanto =P

Hay quien encontrará sencillo estarse 12 meses lejos de una cama ajena, hay quien incluso me recordará que tengo suerte de resultar atractiva y tener tanta facilidad para el amor y el calentón.  ¿Suerte?  Seguramente de aquí a 10 años, cuando el Photoshop sea mi única alternativa para salir guapa en una foto y los hombres y mujeres sólo vean en mí una señora agradable con la que tomar el té, encontraré que he desperdiciado un valioso año de juventud.  Aunque también puede pasar que gracias a esta pausa para reflexionar y mejorar, de aquí a 10 años pueda presumir de tener una vida en pareja envidiable o, en compensación, una casa de té igualmente envidiable, jujuju.

¿Facil?  No resulta fácil cuando recién empezado mi objetivo me llueven las tentaciones.  Dejadme, estoy enfermita del corazón, necesito convalecencia.  "¿Y un polvete rápido?".  Maldita sea, no.  Conste que no estoy a favor de sesgar mi sexualidad, es una de las pocas cosas buenas que he sacado en claro de una vida amorosa ajetreada: una gran experiencia sexual.  La palabra celibato, aclaro, significa solteria no castidad pero el roce hace el cariño, del amante al romance hay un suspiro, a la larga acaba trayendo igualmente problemas del corazón.  Mi sexualidad durante este periodo ha de ser onanística, puesto que el objetivo es tratar de entenderme y conseguir una relación satisfactoria conmigo misma.  No voy a ponerme los cuernos así como así.  Jum!  La verdad, tengo suficiente arsenal en casa para conseguirlo, después de todo soy la aclamada autora de Mi Amigo Clítoris  y hay que predicar con el ejemplo =D

La primera conclusión de esta semana es que tengo un gran desorden mental y hay que poner orden y pasar la escoba en esta cabecita mía.  Poco a poco, no hay prisa.  Mientras, y para no desesperarme, me dedico a crear como una forma de evasión.  En consecuencia, la segunda conclusión es que estar sola es bueno para mi creatividad y mi productividad.  Como prueba tenemos mi último relato, la última entrega, me quedó divino.

Por desgracia, la tercera conclusión no es tan optimista.  Estoy preocupada por la posibilidad de tratar de castigarme para redimir mis culpas.  Conscientemente sé que soy víctima de las circunstancias y de una personalidad excesivamente pasional.  Inconscientemente podría ceder a alguna forma de autodestrucción tipo promiscuidad descontrolada.  Vuelvo a repetir que no estoy en contra de la promiscuidad, es una opción perfectamente válida, pero siempre que aporte satisfacción y sea totalmente voluntaria y consciente. De ahí que mi fuerza de voluntad se centre en estos momentos en no compartirme sexualmente con nadie para protegerme de mí misma.

De manicomio ya... =P

----

4 comentarios:

  1. Quizá deberías plantearte la compra de alguno de estos: http://kinkypleasurez.com/products.php?cat=Female-Chastity-Belts&pg=4

    :-)

    Que el celibato es bueno para la creatividad está más que comprobado. Lo que no está claro es que compense.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, debo reconocer que esos cinturones facilitan enormemente la labor de mantenerse casta xDDD

      Compensa si consideras la creatividad como tu mejor aliada y la única capaz de proporcionarte cierta estabilidad emocional. Aunque, como buena mujer, también sabe volverte loco de atar =P

      Eliminar
  2. Mi vida realmente espero que logres despejar tu cabecita y encontrar aquello que necesitas, y pase lo que pase tómate las cosas con calma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón, Lady, la calma es lo primero. Mi principal problema, lo que me ha llevado a este estado de confusión, ha sido precisamente haberme precipitado en cuestiones sentimentales. Haber roto, deshecho, iniciado, creado... todo a la vez sin tomarme el tiempo para asimilar.

      Eliminar