lunes, 28 de octubre de 2013

Panellets

Cada año me pasa lo mismo.  Toca hacer los panellets y no recuerdo la receta.  Menos mal que compenso mi pésima memoria con una gran capacidad de búsqueda de información.  Pero de este año no pasa, voy a inmortalizar la receta, sobretodo porque me han quedado francamente buenos =D




Receta para 42-48 panellets (según el tamaño).  Este tipo de dulces, tan característicos de mi tierra por estas fechas otoñales, tienen una base de estilo al mazapán, por lo que con tres o cuatro panellets por persona hay de sobras.  Pero ya que nos ensuciamos las manos, vale la pena hacer una cantidad hermosa y aprovechar para regalarlos o disfrutarlos toda la semana, se conservan muy bien.

Ingredientes:

400 gr. almendra molida (cruda)
300 gr. azúcar (con azúcar normal quedan bien, hay quien la muele para que quede más fina)
250 gr de boniato (también se puede hacer con patata pero me gustan más así)
100 gr. piñones (el ingrediente más caro y preciado)
100 gr. almendra a cubitos (cruda)
Cacao en polvo (sirve Cola Cao o el cacao para hacer chocolate a la taza, también chocolate para postres previamente derretido).   Mi preferido es cacao en polvo Valor.
Ralladura de1 limón y 1 naranja.
1 huevo

Este año no los he hecho de coco porque en casa no gusta mucho pero se puede utilizar también, éste y cualquier otro ingrediente para darle sabor que se nos ocurra.

Preparación:

Importante, la masa hay que prepararla la noche anterior, de lo contrario no habrá tu tía que consiga dar forma a las bolitas porque la masa se nos quedará pegada a las manos.

Cocemos el boniato entero con piel previamente lavado.  20 minutos son suficientes o el tiempo estándar en que se cuecen las patatas.  Estando todavía caliente, le quitamos la piel y chafamos la carne del boniato con un tenedor.  En un bol mezclamos la almendra molida, el azúcar y el puré de boniato hasta que quede una masa uniforme.  Separamos en dos esta masa y a una le añadimos la ralladura de limón.  A la otra mitad de masa le añadimos la ralladura de naranja y aprox. 4 cucharadas de cacao.  Si se quiere, en vez de hacer tantos panellets de cacao, se puede separar otra porción de masa y añadir café soluble o sirope de fresa o algún tipo de mermelada previamente calentada con un poco de agua y colada.

Ambas masas las envolvemos en film transparente y a la nevera.

A la mañana siguiente, vamos dando formas a las bolitas, ni muy grandes ni muy pequeñas, algo menos que un albaricoque.  Como consejo personal, las bolitas destinadas a cubrirse de piñones, pueden ser algo más pequeñas.  Separamos la clara y la yema de un huevo y vamos remojando una a una las bolitas en la clara y luego en los piñones.  Vamos dando forma redonda al panellet y ayudando a que se peguen los piñones hasta que se vea totalmente cubierto.  Hacemos lo mismo con los panellets de almendra en cubitos pero podemos darle una forma diferente para diferenciarlos. Los pintamos con la yema de huevo. 

Ponemos estos dos tipos de panellets en una bandeja de horno sobre papel de hornear e introduciremos en el horno (previamente calentado) a 210 grados durante 8 ó 10 minutos pero sin dejar de vigilar.  Los retiramos a la que tengan un ligero tono dorado.  No hace falta más.

Los panellets de cacao o de cualquier otro sabor no es necesario pintarlos con yema.  Los ponemos en una segunda tanda sobre la bandeja y al horno.  Estos es preferible que se hagan sólo con el gratinador y algo menos de tiempo para que no se quemen.

Los colocamos en un plato grande o bandeja decorativa y los dejamos enfriar.  El panellet no es un postre para comer caliente.  De hecho está mucho más bueno al día siguiente de la preparación y, como ya he dicho antes, aguanta perfectamente una semana.  Seguramente más también pero difícilmente sobrevivirán a tanta boca hambrienta.

Y para Halloween tengo pensado cocinar una tarta de calabaza.  Si no me queda muy desastrosa, subiré también la receta =)

---

2 comentarios:

  1. Ummmmmm!!! Qué es eso? qué es eso!!!!
    Los has hecho todos tú? los primeros parecen profesionales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí los he hecho yo todos. Los de chocolate no son tan bonitos estéticamente pero están deliciciosísimos. El sabor es parecido al mazapán pero más tierno ^^

      Eliminar