lunes, 4 de noviembre de 2013

Tarta de Halloween




Como si no tuviera un montón de cosas pendientes por hacer, pero no he podido resistirme a experimentar y hornear un bizcocho especial para la ocasión.  Los que nacemos creativos tenemos un vicio terrible a crear pequeñas obras de arte de cualquier materia. Bah, me gusta endulzarme la vida ;)

Ingredientes para el bizcocho:
300 gr. de calabaza sin piel ni pepitas
300 gr. harina (me gusta poner una parte de harina integral por cada dos de blanca)
250 gr. azúcar
4 huevos
1 sobre levadura química


Azúcar glass para decorar

Ingredientes para la crema:
150 gr. de calabaza sin piel ni pepitas
1 cucharada colmada harina maiz (Maizena)
1 vaso de leche (200 ml)
3 cucharadas azúcar moreno
1/2 cucharadita de canela molida
1 cucharadita de azúcar de vainilla o esencia de vainilla

Elaboración:

Rallamos los 300 gr. de calabaza cruda y lo mezclamos en un bol con las yemas y el azúcar.  Añadimos luego la harina tamizada junto con la levadura.  Batimos un poco con la batidora de aspas para que no queden grumos de harina.  Montamos las claras a punto de nieve y añadimos a la mezcla con la ayuda de una cuchara haciendo suaves movimientos envolventes.  Engrasamos y espolvoreamos harina en el molde con vista a que el bizcocho no se pegue.  Vertemos la mezcla en el molde e introducimos en el horno (previamente precalentado) a 180 º durante 40 minutos.  A partir de ahí vamos comprobando pinchando con un palito si está cocido del todo.

La crema se hace bastante rápido por lo que yo esperaría a sacar el bizcocho del horno para ponernos a ello.  Colocamos un culito de agua en un cazo y vertemos los 150 gr. de calabaza cortada a tacos, tapamos y dejamos que se cueza al vapor.  Con cinco minutos o cuando veamos que está blandita es suficiente.  Trituramos la calabaza cocida con un tenedor.  En un bol deshacemos la harina de maiz en leche fría y añadimos el puré de calabaza, el azúcar y la canela.  Mezclamos bien y vertemos en un cazo para llevar a ebullición.  Yo caliento la crema en la misma forma en que preparo chocolate caliente: sin dejar de remover.  Así me aseguro que no se formen grumos.  Cuando espese seguimos removiendo un poquito más para que se cueza bien y lista.


Desmoldamos el bizcocho y lo cortamos por la mitad para rellenarlo con la crema.  Cerramos ambas mitades y espolvoreamos por encima con el azúcar glass.  Para el detalle de Halloween, creé una plantilla de papel con el dibujo de una simpática calabaza.

No es por echarme flores pero ha quedado delicioso =D

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario