miércoles, 2 de octubre de 2013

Satisfaction




I can get now satisfaction...

Yo, al contrario que los Rolling Stones sí me siento satisfecha.  Aunque estaría más satisfecha con más tiempo para escribir y dibujar y todas esas cosillas creativas que me gustan y que no pagan la hipoteca, como mucho pagan una cena en el McDonals algún mes que otro.

Sí, me siento satisfecha y feliz.  Hará poco menos de un año que me decidí a cambiar ciertas malas costumbres que tenía y que me llevaban por el camino de la amargura.  No negaré que también me han hecho feliz, y a quien le amarga un dulce, y qué bonito es caminar entre nubes y sentir mariposas en el estómago...  Pero el drama al que al final acababan desembocando tantas mariposas comenzaba a ser demasiado para un corazoncito de mis años.  Porque tengo cierta edad ¿vale? y ya no estoy para según que trotes.  O sea, para trotar con frenesí tengo mejor cuerpo que hace 10 años gracias al ejercicio diario, jeje....  Pero aunque el corazón bombea bien, lo he machacado en exceso y ha llegado a su límite de dolor sentimental.  Por eso decidí tomarme un año célibe (no confundir con año casto, ver diccionario de la RAE para definición).

Al principio temía que no pudiera mantener la promesa hacia conmigo misma, que mi dependencia no autorreconocida al enamoramiento echara abajo mi buena voluntad, pero a los pocos meses comencé a ver que vivir sin cadenas de ninguna clase te hace respirar mejor.  No quiero hacer apología en contra del amor, ojo, porque conozco parejas que lo llevan bien y son una alegría de ver juntos, a pesar de que tienen que currárselo para seguir así de bien.  Pero para según qué personas complejas, es preferible vivir en soledad e independencia.  Oh, soledad, qué palabra tan fea.  La verdad es que estar sin pareja no es sinónimo de estar solo, ya me gustaría, juju.  Teniendo familia y amigos, a una la traen loca para conseguir un finde ermitaño en casita, mi mayor deseo.  También es cierto que un artista necesita como el agua de esa soledad.  Relacionarse está muy bien y es inspirador pero el genio creativo surge del silencio.

Pues sí, amarse a uno mismo... cuántas veces lo oímos sin  ser conscientes de lo que realmente significa.  Onanismo sobretodo, jajaja, y algún flirteo sin efectos secundarios, pero sobretodo significa darse el gustazo de ser egoísta y poner las necesidades propias por encima de las de los demás.  Bueno, suena más horrible de lo que es, y hay quien tiene exceso de egoísmo pero a mí me hacía falta para seguir desarrollándome como persona.  La mayoría de mujeres suelen tener problemillas con eso de ser un poco más egoístas y no darse tanto.  Yo he tenido que aprender a serlo, obligarme y reconocer que es básico para mi felicidad.  Después de todo, si soy feliz, los que me rodean también lo son, por lo menos no les amargo con mis frustraciones.  Queda demostrado que una dosis de egoísmo, sin pasarse, beneficia a todos.

Por suerte o por desgracia, no hay forma humana de hacer encajar una pareja en mi rutina frenética.  Lo que antes me creaba preocupación y cierta sensación de invalidez social, ahora me da una excusa ideal anti Romeos y Julietas.  Cuando alguien se me acerca con fines amorosos sólo tengo que hacerle una lista de mis prioridades para que salga corriendo: un chico de 13, ansias insanas por el arte y un curro de 40 horas semanales.  ¿Quien da más?

Aún así, que alguien me explique por qué las amigas casadas se empeñan en buscarte pareja ¬_¬  ¿Qué parte del "jo, nunca había estado mejor" no entienden?  En fins, menos mal que cuento con mi escudo invencible ;)

Conclusiones:  ¡Cómo mola esto del celibato!!  He decidido alargarlo unos añitos más y darme tiempo para sobrevivir a la adolescencia de mi hijo y gastar todos los fines de semana que pueda en dibujar.  No puedo imaginar amor más exigente (y satisfactorio) que el que se siente por el arte.


---

5 comentarios:

  1. Todo tiene sus pros y sus contras, ser soltero tiene muchos contras, está claro, pero también da mucho tiempo libre para disfrutar los gustos propios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Contras? Ahora mismo no los veo porque llevo muchos años con intoxicación amorosa y tampoco tengo muchos problemas para cubrir mis necesidades más animales =P Supongo que de aquí a unos años echaré en falta algo. Al final todo se reduce a etapas y lo importante es vivirlas con satisfacción ^^

      Eliminar
  2. En eso voy a darte la razón, durante la vida pasamos por etapas, el reto es saber reconocerlas y poder vivirlas. No empeñarse en lograr las metas de los demás por muy acertadas y normales que les parezca. Aunque ahí el corazón puede jugar malas pasadas, o buenas quién sabe.

    Dicho esto, vas tú lista si te piensas que vas a estar unos añitos tranquilita y con todos los fines de semana para disfrutarlos a tu antojo =P

    ResponderEliminar
  3. Tener tiempo para quererte a ti misma suena bonito, hasta me da envidia de la buena.

    ResponderEliminar