sábado, 1 de febrero de 2014

Nosotras parimos, nosotras decidimos!!




Esta iniciativa de 300 mujeres asturianas ha reunido en Madrid a miles de hombres y mujeres de todas las comunidades para protestar contra la nueva ley del aborto que el PP quiere imponer a todo el estado y que supondrá un retroceso de 35 años en los derechos de la mujer.


 Ocho de cada diez españoles está en contra de la reforma.  ¿A qué juegan nuestros gobernantes?  ¿Por qué imponen la moral de unos pocos a la totalidad de la sociedad?  Eso no es democracia, es tiranía.

No vivimos en un mundo de Disney donde las princesas se casan con príncipes, comen perdices y tienen retoños sanos y felices.  Que dejen de soñar con que nos cogeremos todos de la manos y cantaremos canciones religiosas al son de una guitarra.  Conseguir un mundo mejor no es soñar con un mundo mejor, es abrir los ojos y enfrentarse a la realidad con toda su dureza.  ¿Qué es más humano: tirar un recién nacido a un contenedor, condenar a miles de mujeres a insalubres y peligrosos abortos ilegales, o eliminar un embrión de pocas semanas que ni siente ni padece?  Lo segundo es más humano, por mucho que nos pese, y es necesario para no se den casos como el primero.  Por no hablar del derecho de las mujeres a decidir cuando quieren ser madres, puesto que son ellas las que van a "padecer" un embarazo y, si son solteras, a asumir toda la carga económica que un hijo conlleva.  Pero el colmo de los colmos es obligar a las parejas a seguir adelante con el embarazo de un feto con anomalías, un niño que nacerá enfermo o tendrá minusvalías con el gasto económico y sufrimiento personal que eso conlleva porque no va a ser el estado el que se haga cargo.  

¡Es injusto!!  Y como es injusto estamos indignados y no nos vamos a callar.

---

2 comentarios:

  1. Es lo que ocurre cuando la ley la hace alguien que no sufre los dolores del parto y sigue pensando como en la edad media.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dolores de parto son un día, cuidar de un hijo es toda la vida =P En un asunto tan personal y serio, el estado no puede decidir por los ciudadanos.

      Eliminar