lunes, 26 de mayo de 2014

Clasificados (1)



Una de las cosas de las que te protege "un año célibe" es la de salir corriendo, al mínimo terremoto emocional, en busca de carne fresca.

Hay personas, a las que realmente admiro su templanza, que son capaces de superar sus baches sentimentales por su cuenta, sin necesidad de tapar un agujero con otro.  Pero otras, entre las que me incluyo, somos amordependientes, tal vez por haberlo tenido siempre muy fácil, tal vez porque a mi alrededor siempre hay alguien esperando que quede libre la vacante para ocuparla.  Y eso no está bien, lo de "a rey muerto, rey puesto" no está nada bien.  Tomando decisiones impulsivas sólo se consiguen relaciones impulsivas con una clara fecha de caducidad que acaban dejándote un amargo sabor en la boca.

Pero la irreflexividad se acabó, sufrimiento me está costando, pues este ejercicio, digamos espiritual, supone una lucha terrible en mi interior y me está haciendo madurar a pasos agigantados.  Que de eso se trata, además de proporcionarme tiempo para la familia y la creatividad.  Si no fuera por el arte, no podría soportarlo, tengo suerte de disponer de un medio para volcar la tensión sexual acumulada pero, más que sexual, pues manos y juguetes nunca faltan, es tensión emocional.  Ahora he decidido que lo más sensato es alargar esta tortura un par de años más (ahhhhhh!!!) y darlo todo por mis proyectos creativos.  Un par de años de trabajo intensivo, acabar la novela y darle un fuerte impulso al cómic, lo suficiente para tener material de calidad que volver a presentar en Francia.  Trabajando tan a destajo, los meses pasan volando y el sacrificio se me hará más ligero.  Luego ya veremos.  ¿Habré evolucionado hacia la sabiduría? ¿Me habré vuelto loca de atar? ¿Seré una de esas artistas extravagantes a las que todo el mundo admira pero que nadie puede convivir con ellas?  Que será, será...

Como no podía ser menos, he estado elaborando mis planes de futuro a dos años vista.  Que no pueda realizarlos ahora no significa que no pueda planearlos, ¿verdad?  Soy la repera, lo sé.  He decidido no dejar nada al alzar, colocarme un escudo antiflechazos y poner un anuncio clasificado ^_^  La repera no, la rerepera.  Mi experiencia con las páginas de contactos no ha sido precisamente buena, pero también es cierto que por aquel entonces yo era más tierna y de fantasía más descontrolada.  Además hay páginas y páginas, algunas serias realmente funcionan, eso me han contado.  Con la mano en el corazón, no necesito de estas páginas para encontrar amantes, pero creo que son una buena idea a la hora de acertar el tiro y dar con algo bueno y duradero.  Y lo dice alguien a la que su abogado le dijo un día: "Piénsatelo bien antes de volver a casarte porque tienes una puntería terrible".  Me enamoro antes de pensar en quien me estoy enamorando.  Bueno, eso le pasa a todo el mundo, alguna vez, pero lo mío es ceguera crónica y estoy algo harta de andarme tropezando tanto.  Así que he elaborado a conciencia un anuncio para el 2016 (presiento que estoy pasando del género erótico al de ciencia ficción) en el que vuelco toda mi experiencia amorosa y sexual, que no es poca, para tratar de encontrar a esa personita con la que envejecer juntas.  ¿El amor de mi vida?  De nuevo con la mano en el corazón, el amor de mi vida ya lo he conocido, pero podría conformarme con alguien afín y que se ajuste a mis expectativas de una relación feliz.  Ey, he madurado un poquito, no?  Jeje.  Ahí va el anuncio:

Mujer blanca soltera busca...

Mal comienzo, juju. Pero este post se ha alargado mucho.  Os dejo en suspense hasta la segunda parte.

To be continued...




2 comentarios:

  1. jum, ya echaba de menos estos locos post que salen de esa cabecita loca ^^ o no tan loca quién sabe.

    Yo creo que muy pocos superan baches sentimentales con facilidad. Quizá algunos salgan corriendo, otros tapen un agujero con otro, y a algunos les invada un poco la melancolía que sé yo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, pues al final he decidido no esperar dos años para abrirme al mundo. Pienso que a veces mi inconsciente llama a la puerta, pienso locuras y, lo que es peor, las acabo haciendo. Debe ser un mecanismo de defensa para que la reflexión excesiva y el control que me gusta tener sobre todo no me autodestruyan =P

      Eliminar