lunes, 21 de diciembre de 2015

Cambio de actitud



Reina fantasma comunicando...  ¡¡Hola gente!!

Pues nada, aquí estoy de nuevo con mis cosas.  Como veréis este mes no hay mucho de arte subido pero no es porque me esté rascando la barriga, sino porque estoy liadilla con mis páginas web.  Sí, en plural.  En concreto estoy renovando la web de Jezzabelavery.es, modernizándola y, lo más importante, cambiándola a CSS.  Antiguamente trabajaba sólo en HTML, teniendo en cuenta que soy autodidacta en esto del diseño web no está mal, pero ahora se hace imprescindible un lenguaje más práctico, de esta forma puedo hacer modificaciones directas con un click en la hoja de estilos y no tener que modificar página a página, que suelen ser un buen porrón cuando hablamos de un webcomic.  La otra página web es para mi proyecto de asociación de creativos.  Ya os contaré más de este proyecto que, aunque por aquí no haya hablado mucho, la idea tiene ya un añito y espero poder lanzarla este año que viene.

Pues nada, entre código y código, porque ya tengo un nivel de programación que me puedo permitir el lujo de hacer una web sólo con un editor de texto (un rollo, no pienso dedicarme a esto), le he estado dando al coco.  Y me he dado cuenta que mi situación es inmejorable.  Muchas son las veces que no valoramos lo que tenemos, y con razón, pero es injusto que yo me queje en mi caso.  Vale que en mi ambiente laboral el cambio ha sido difícil para mí, vale que haya habido un claro abuso profesional y una degradación de mi puesto de trabajo.  Me he sentido como una Cenicienta injustamente maltratada en su propia casa por la madrastra y las hermanastras, tal cual.  Pero, y ahí va el dato importante, ¿por qué maltrataban las feuchas a la bella?  Porque sabían que todo lo que tenían pertenecía en realidad a Cenicienta y era preciso que ella no se diera cuenta de su poder.  Por eso mejor tenerla bajo el zapato, para que ni siquiera pudiera imaginarse en alzarse y tomar el mando.  Eso es lo que yo he descubierto:  el increible poder que tiene un currante con 20 años en la empresa.

Cobrar no iba a cobrar más en otro sitio.  Lo he estado mirando.  Qué asco de sueldos, por cierto.  Dudo que sean los que dicta el convenio, eso o que mi convenio es de puta madre.  Y consideraba que cobraba poco pero tengo un pico ahí de antes de que eliminaran la antigüedad y hace mi nómina más interesante que las ofertas actuales. Putas reformas laborales, cuánto daño han hecho, pero parece que sólo lo vemos los veteranos, los jovenzuelos sólo aspiran a currar y ya.  Trabajar no iba a trabajar mejor en otro sitio y jefes tendría que aguantarlos igual allí donde fuere.  Seamos claros, huyendo no se solucionan los problemas, sólo los cambias por otros.  Así que he decidido que de aquí no me mueven, que todavía nos quedan algunos derechos laborales y que a mí no me asustan con cuatro faroles.  A ver, me gustaría tener mi propia empresa pero sé que acabaría sacrificando el arte para poder sobrevivir.  ¿Por qué no jugar mejor mis cartas?  Después de todo mi objetivo principal en esta vida es dedicarme al arte, o dedicarle mucho tiempo ya que todo es difícil. 

Y en eso estoy.  Lo primero estar bien yo, que parece que ya lo he conseguido.  Me he dado cuenta de que tiene mucho mérito llevar 20 años en una empresa, el día menos pensado me entrevistan en Tele5 por lo que tiene de extraordinario.  Y ya no sólo mérito, sino beneficios.  De un tipo o de otro.  Por lo pronto que a mí no se me echa por la cara, si acaso con el ojo de la cara, porque tela la pasta que tendrían que darme, aunque declararan la empresa en quiebra, que eso primero habría que demostrarlo, y luego que cualquier juicio lo tengo ganado ya sólo por la antigüedad.  Ne, no creo llegar a pleitos.  Una vez las hermanastras han descubierto que Cenicienta se pasea por el salón sin el delantal, ya no se atreven a abrir la boca.  Sip, hace unos meses, con la crisis de los 40, me lamentaba yo de no haber tenido éxito.  ¡Qué locura!  Lo que hace un cambio de actitud, simplemente cambiar el lente y ver las cosas de otro color.  ¿Qué no he tenido éxito?  Por favor, si soy una ganadora.  Tengo todo lo que desearía una persona de mi edad y más.  Me falta darle más caña al arte pero no se puede decir que me haya dormido en los laureles con todo lo que he conseguido y, si no, sólo hace falta entrar en mi web.  ¡No me estaría costando tanto renovarla si sólo fueran cuatro cosas! ;)

We are the winner my friend... la la la.

----

2 comentarios:

  1. Es bueno no centrarse en las cosas malas, ver lo bueno de lo que te ocurre y usar lo malo para aprender.

    Sigue así y que la luz de las cosas buenas te inspiren en tus proyectos.

    Por último:
    ¡¡FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO!!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Gracias!!! No hay mejor lotería que saber el valor de uno mismo ^^

    ¡¡Feliz Navidad y un año nuevo lleno de proyectos!!

    ResponderEliminar