lunes, 7 de marzo de 2016

La pesadilla de la ESO



Cualquiera que piense que el sistema educativo está en contra de los adolescentes se equivoca... ¡¡Está en contra de los padres!!  Me da a mí que lo sufrimos más nosotros-as que los inconscientes y felicianos de nuestros hijos, a pesar de sus quejas.

No he hablado mucho en el blog sobre mis aventuras y desventuras con mi hijo adolescente.  Sip, las sufro en silencio, aunque alguna vez me desahogo con familiares, amigos y algún desconocido que muestre empatía.  A ver, hay momentos buenos, muy buenos, pero el sufrimiento es inevitable.  A todo aquel que su hijo esté a punto de entrar en la fase de los "teens", mi más sincero apoyo, que sepa que no está solo aunque muchos padres prefieren callarse las penurias y aparentar que son una familia feliz y sin problemas.  ¡Mentira!  Que no os engañen.

Hoy voy a hablar brevemente de la ESO, ese invento de la LOGSE que prometía encaminar y preparar a nuestros niños-as para la vida adulta.  Habrá funcionado con algunos, los más aplicados, pero ha fracasado con demasiados.  Por si fuera poco, para el próximo curso se pone en marcha la nueva ley de mejora educativa (LOMCE) que amenaza con ser más dura e intransigente en lo que a la ESO se refiere.  Vamos, que no la pasa ni Dios y se nos van a llenar las calles de adolescentes amargados que han tirado la toalla y que han decidido que la mejor forma de pasar su juventud es bebiendo, fumando, follando y jugando a videojuegos porque, total, son unos fracasados y ya tendrán tiempo de buscarse un curro cualquiera cuando sus padres se cansen y los echen de casa y, si no se cansan, mejor, de p.madre y a disfrutar la vida que son dos días.  Sip, a eso conduce un sistema educativo ambicioso cuyo objetivo es dar la imagen de país desarrollado y culto pero que en ningún momento se ha planteado que la educación es algo más que burocracia, que trata con personas, con personas en una edad muy complicada.  ¿Había educadores cuando se pusieron a redactar esta nueva ley?  ¿Había psicólogos infantiles/juveniles?  ¿Profesores en activo que saben lo que es enfrentarse a una clase de 40 púberes?  ¿O es que en la mesa estaban sentados sólo políticos y secretarios?

Más de 12 asignaturas, que no voy a nombrarlas de lo cansino que resulta, imaginad tener que estudiarlas todas:  http://www.educaweb.com/contenidos/educativos/sistema-educativo/educacion-secundaria-obligatoria-eso/

No quiero alarmar pero no veo la asignatura de Informática en la lista... Ya era bastante básica y limitada con la antigua ley, teniendo en cuenta el presente y futuro tecnológico e informatizado que se nos presenta, pero es que ahora ni la tienen en cuenta.  Será que no he interpretado bien las asignaturas, seguro que está por algún lado, no tendría sentido eliminarla...  De lo contrario entraríamos en teorías conspiranoides o_O

Ejem, sigo.  El objetivo de la ESO según sus felices inventores es "tener en cuenta la diversidad del alumnado y orientar educativa y profesionalmente".  En la realidad, y lo digo por la pesadilla sufrida estos largos cuatro años, la ESO te prepara para el bachillerato, que a su vez te prepara para la universidad.  Pero... ¿y todos aquellos chicos y chicas que no aspiran (o sus padres no podrán permitirse) entrar en la universidad?  La ESO no va a mostrarles una imagen digna de las diferentes profesiones, no va a enseñarles a desmontar un ordenador, coser los bajos de un pantalón, técnicas de venta o cultivar una tomatera.  La ESO va a decirles que los oficios son para los burros, para los que no se saquen el certificado de secundaria, para los fracasados.  Esa es su filosofía.  En ningún momento les dicen a los chavales y chavalas "oye, eres bueno en esto, conviértete en un profesional".  Cuando han fracasado escolarmente, entonces y sólo entonces, sueltan aquello de "hay otras opciones".  Pero ya han tenido que pasar primero por el fracaso, ya se consideran negados e inútiles y, en algunos casos, carne de cañón.  Ep, que no estoy hablando de los hijos de otros, que son nuestros hijos a los que están empujando a esta situación. 

Lo más lamentable de todo es que aquellos chicos y chicas menos rebeldes, que han aceptado la imposición educativa, van un poco como corderos al matadero.  Estudian y consiguen becas o los padres abren la cartera, se pasan años en una especie de adolescencia continuada y, cuando al final consiguen licenciarse, se topan con la cruda realidad: la carrera que han estudiado no tiene salida profesional.  En Europa me consta que la formación profesional está más que dignificada, que se han dado cuenta que un país con muchos licenciados y pocos profesionales no va a ninguna parte, pero en España seguimos con lo mismo: los burros a FP y los listos a la uni.

Mal, mal, muy mal.  Los burros no son nuestros jóvenes, son los de arriba, que no tienen ni idea.  Por suerte, en mi caso nos quedan 3-4 meses de ESO y luego a otra cosa mariposa.  Hay salida después del túnel.  Oh, sí.  No desfallezcáis, padres y, sobretodo, no permitáis que ningún sistema educativo de pacotilla os diga que es lo mejor para vuestros hijos e hijas.  ¿Qué sabrán los políticos de educar?

----

2 comentarios:

  1. Se lo que es eso, yo con mis 35 (casi 36) años he vuelto a estudiar y estoy terminando un grado medio de Instalaciones Eléctricas y Automáticas.

    Para mi es bastante duro pero lo estoy sacando con buenas notas, mientras mis compañeros más jóvenes (dos en especial) pueden que tengan que esperar a octubre para hacer las prácticas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino la sensación pero, como dice el dicho: El saber no ocupa lugar. Nadie debería arrepentirse de haber estudiado mucho. Y bueno, tu situación es bastante habitual, tengo amigos y amigas de 30 y más de 40 que se están reciclando porque de lo suyo ya no encuentran trabajo. ¡¡¡Ánimo!!!

      Eliminar